Ingredientes:

Brownie:

· 150 gr de chocolate para postres                          · 200 gr de mantequilla

· 200 gr de azúcar                                                    · 4 huevos M

Galleta:

· 100 gr de mantequilla                                           · 1 huevo                            · Una pizca de sal

· 150 gr de harina                                                   · 50 gr de chispas de chocolate

· 80 gr de azúcar moreno                                       · 2 cc de levadura química

Elaboración:

Primeramente comenzaremos a preparar el brownie: derretimos el chocolate junto con la mantequilla al baño maría. Reservamos.

En un recipiente alto, echar el azúcar con los huevos y batir con las varillas hasta tener una crema homogénea. Ahora, añadiremos el chocolate derretido a la crema y remover bien hasta que esté bien integrado. Seguidamente, agregar la harina y, con ayuda de una espátula y con movimientos envolventes, los integraremos todo bien hasta conseguir una masa homogénea.

Si quieres, puedes agregarle ahora frutos secos picados como las nueces que quedan geniales con esta combinación.

Finalmente, lo verteremos en los mini moldes de corazón o, si lo prefieres, tenemos el molde de corazón grande. Lo hornearemos durante unos 10 minutos a 180ºC aproximadamente mientras comenzamos con la elaboración de la galleta.

Para la galleta: Con la mantequilla a temperatura ambiente, mezclaremos ésta junto con el azúcar en un bol y batiremos con ayuda de unas varillas eléctricas hasta que esté perfectamente mezclado.

Añadiremos el huevo y batimos de nuevo hasta integrarlo a la mezcla. Después de eso, incorporaremos la harina y la levadura a la masa y, con ayuda de una espátula, mezclaremos bien hasta integrar por completo. Por último, agregamos las chispas de chocolate y remover.

Finalmente, sacaremos el brownie del horno y, con mucho cuidado, añadiremos la masa de galleta por encima. Tienes que tener cuidado, ya que la masa de galleta es más consistente y podrás destrozar el brownie (que está poco hecho). Cuando lo tengamos, lo metemos en el horno por 20 minutos a 180ºC, vigilando para no quemarlo, ¡y listo!